Todo en el universo tiene ritmo. Todo baila.

(Maya Angelou)

Con el inicio de un nuevo año siempre buscamos la forma de superar en este al anterior, tratamos de planificar nuevas actividades o aventuras que nos permitan sentirnos más realizados. En mi opinión podemos ejecutar muchas nuevas ideas, pero existe una que a mí me encanta y que lo mejor que tiene es que se puede realizar en casi cualquier lugar y es muy económica de realizar, me refiero a bailar.

Déjenos leer, y déjenos bailar; estas dos diversiones nunca harán ningún daño al mundo.   

Voltaire

En este maravilloso  año que empieza, para mi, y como buena latina y cubana  que soy  adoro bailar, cualquier tipo de baile, pues siempre es bueno para liberar el estrés, aumentar nuestras relaciones sociales, hacer ejercicio, y otros muchos beneficios. Pero existe un baile en especial que adoro y del cual te quiero hablar hoy, conocida mundialmente como salsa cubana, pero para nosotros (cubanos ) simplemente se trata de la salsa casino.

La salsa casino surge en Cuba en la década del 50, e integra en ella un proceso de evolución e integración de modalidades músico-bailables precedentes, popularizándose al tiempo que lo hicieron otros ritmos como el mambo y el chachachá. Por entonces, tanto en las salones de baile de las clases altas (clubs de jazz), como en los clubs de la población de clase social más baja, se bailaba sábados en la noche y domingos en la tarde fundamentalmente. En el conocido como  Casino deportivo de La Habana, sitio frecuentado, en su mayor parte,  por la clase media alta,  será  donde algunos de sus socios comiencen a practicar la rueda de casino, tras lo cual pasará a acogerse con pasión en todo el país ,  el nuevo estilo danzario naciente.

Cuando bailas puedes disfrutar el lujo de ser tú mismo.

Paulo Coelho

’’Esta nueva modalidad de baile, hizo que los bailadores tuviesen que ir adaptándose a ella desde sus inicios en los 50. Era algo novedoso que había que aprender.En las ruedas dobles, era en la rueda grande (la de fuera), donde más se exigía al bailador, tanto es así, que el que se equivocaba tenía que salir de ella. El respeto hacia el director de la rueda era total, y únicamente se le escuchaba a él marcando la pauta. No eran componentes casuales que se sumaban a un baile en un momento dado, eran agrupaciones, compañías, grupos humanas, sociedades, o como se le quiera denominar, que trabajaban de una forma constante durante mucho tiempo. Estas agrupaciones tenían hasta 200 y 300 bailadores, haciendo que se pudiesen hacer ruedas de más de 100 personas. Es por todo esto que los integrantes de los clubs, trataban de tener una pareja fija.’’

Es un estilo de baile  que a la vez que mantiene su espontaneidad , existiendo entre los años 1958 y 1964, unos 25 pasos llamados clásicos, procedentes la mayoría del danzón, es capaz de incorporar pasos también  del son y del rock and roll,y más actualmente , dada la flexibilidad de la cual goza, permite bailar ritmos como el mismísimo reggaetón.

Por otro lado el estilo de  la rueda de casino  no es una coreografía  en sí, pues existe un guía en la misma, quien  va improvisando las figuras a marcar a los bailadores en cada momento.

El casino es en la actualidad el baile con  mayor auge y vigencia en la Isla de Cuba , es un evento sociocultural que  ha influido directamente en el desarrollo, creatividad y diversidad del fenómeno de la música bailable , siendo ejecutado con mayor o menor destreza por niños, jóvenes y adultos, y en los más diversos espacios , teniendo como fundamental objetivo la diversión.

El boom internacional de la salsa  experimentado a partir de finales de los años 70, fue un factor determinante en la propagación del casino que ha llegado a conquistar a miles de seguidores en los más diversos rincones del planeta, estimulando con ello el aumento de academias dedicadas a enseñar un baile que, por luego de más de medio siglo, continua vivo gracias a su espontaneidad. Este baile ha sido difundido internacionalmente por diversas vías y formas entre las que están: los diferentes espectáculos artísticos ofrecidos a los turistas en cabarets, clubes, teatros, salones de bailes, etcétera. Existiendo también Festivales de Salsa en diversos países del orbe como Estados Unidos, México, España, Italia, Francia, Holanda y Japón.

Si pudiera recomendarte un estilo de baile para realmente divertirte y olvidar todos tus problemas durante al menos unos minutos, te recomiendo el casino, no tienes que ser bailarín profesional, como ya he mencionado, no importa si estas “pasadito” de peso o de edad, ninguna justificación cuenta aquí, pues siempre puedes como mínimo mover los hombros al ritmo de la música.

Espero hayas disfrutado de este escrito y quiero despedirme con la siguiente frase :

Hay atajos para la felicidad, y el baile es uno de ellos.

(Vicki Baum)